Inicio > Reviews > This Must Be The Place (2011)

This Must Be The Place (2011)

La lógica indica que si uno ve un afiche con Sean Penn casi travestisado y sabemos que hace de un rock star, probablemente sea una película loca y divertida, una especie de 24hs Party People versión geriátrica, al menos. No es el caso.

En This Must Be The Place, Chayanne (Sean Penn) es un rockero avejentado. En los 80’s tuvo su pico máximo, canto con Jagger y con David Byrne entre otros, pero ahora está retirado. Y según él, deprimido. Más que depresión, parece estar aburrido, como bien lo señala su esposa Jane (Frances McDormand). Claro, con todo el dinero que ganó, Chayanne no necesita trabajar. Vive en una lujosa mansión en Irlanda, juega a algo parecido al frontón en una piscina vacía y vive lookeado como si le fueran a sacar una foto en cualquier momento. Mas particular aun es su tono de voz, aguda y quebrada, como si le costara mucho emitir sonido alguno. Su look darky y esa voz dan el aspecto de alguien que está vivo de casualidad. Con una actitud aniñada pero con la movilidad de un hombre casi senil, Chayenne es todo un personaje.

La película invierte mucho tiempo en mostrarnos como vive Chayenne, su nucleo y sus costumbres.

Pero al enterarse del delicado estado de salud de su padre, con quien hace 30 años que no se habla, decide viajar a New York para despedirse de él, desafortunadamente sin éxito. A cambio recibe los últimos deseos de su padre: vengarlo de un torturador Nazi, quien lo humilló durante el Holocausto.

Como… eeemmm, que!? Si, de pronto la película toma un inesperado giro y se transforma en “Las Aventuras de Robert Smith: Nazi Hunter” dirigida por David Lynch.

El director Paolo Sorrentino comienza a tomar decisiones poco felices y extrañas a la hora de contar esta historia, queriendo emular las locuras metafóricas y bizarras de Lynch pero sin el mismo resultado. Como por ejemplo poner a un Indio que decide bajarse de la camioneta de Cheyenne en el medio de la nada, solo para salir corriendo por el campo. Cabe destacar que esa es la única vez que aparece ese u otro Indio en toda la película.

Es una pena que la desprolijidad con la que se narra la historia dedique tiempo a cosas intrascendentes, solo por dar el toque bizarro, y deje de lado a Frances McDormand, quien parecía un personaje interesante para explorar.

Pero también gracias a esas decisiones deliberadas podemos ver a David Byrne, haciendo de el mismo interpretando “This Must Be The Place” de los Talking Heads en un plano secuencia de más de 4 minutos, con una puesta visual digna de un video clip.

Por suerte, cuenta con una fotografía bellísima, elevando hasta la escena más absurda, y haciendo que sea al menos mirable. Una lástima que el film no tuvo el mismo grado de talento en el departamento de edición, ya que podría haberla ordenado un poco más y sacarle al menos 15 minutos de película.

Por supuesto el otro factor y el más importante es Sean Penn, quien parece disfrutar haciendo su personaje y logra una de sus mejores interpretaciones en años.

This Must Be The Place, intenta ser muchas cosas, y raramente logra (con éxito) alguna. Por momentos es comedia, por momentos road movie, también drama. Pero por sobre todo es una búsqueda en el interior de un rockero que nunca maduró.

Sea por la extraña confección argumental, por la belleza visual o por Sean Penn, podría decirse que la película merece ser vista.

(6/10)

Categorías:Reviews
  1. Irene
    marzo 12, 2012 a las 11:51 pm

    Ay, por donde empezar…… jajajaaj
    Lo primero que se me cruza por la cabeza es “en que estaba pensando Paolo Sorrentino?”
    Muy de acuerdo con tu review, en general, mucho delirio al cohete. Interesante la comparacion con Lynch: Creo que la gran diferencia es que Lynch pone cosas que, en principio, pueden estar medio descolgadas pero siempre, por lo menos a mi, nos producen algo, sea una sensacion de que conectan con algo del todo que todavia no vemos, o aun cuando no podemos ver con que conectan, son cosas que, de alguna forma, nos conmueven, asustan, sorprenden, algo. Aca, un indio silencioso que se baja de la camioneta es solo un indio silencioso que se baja de la camioneta.
    Frances lo mejor de la pelicula, lejos. Disfrute mucho las escenas en las que aparece ella. Disfrute mucho tambien las escenas entre Rachel y Chayenne (btw, le podrian haber puesto peor nombre a el? jajaja)
    El resto del tiempo, Sean Penn me resulto entre exasperante e insoportable. Y me acorde de algo que lei en algun lugar (creo que es de alguna pelicula), en referencia al papel de Penn en I Am Sam: He went full retard on this one too😀
    Me parece que tal vez si dejaban de lado el tema del Nazi Hunter, y la dejaban como viaje de busqueda personal, me gustaba mas.
    Brillante lo visual, sin duda.

  2. marzo 13, 2012 a las 1:23 am

    Ayyyy, me haces reir mucho….!
    Coincido con todo lo que escribiste vos tambien, salvo que Sean Penn a mi me causo gracia, si era la idea le salio bien, ya que me rei junto a el. Ahora, si no era la idea, well… he went full retard….!
    Todo lo del Nazi Hunter fue un bajon que lo unico que hizo fue restar para mi tambien.
    Lo de Chayenne, sin palabras jajajaja
    Besooo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: